Páginas vistas en total

lunes, 9 de febrero de 2015

SALAMANCA. Parque Natural de las Batuecas y Sierra de Francia. Cepeda-La Alberca

8 de febrero de 2015

Distancia: 22,28 km.
Ascenso acum. 880 m.
Descenso acum. 497 m.
Altura max. 1.077 m.
Altura min. 262 m.
Señalización: Buena. Señales rojas y blancas del Gr 10 ramal norte
Valoración 7,5


Nueva ruta con el club Camino de la Plata de Mérida, esta vez por el Parque Natural de las Batuecas y Sierra de Francia. Un microbús ha sido suficiente para el traslado a esta zona de la sierra salmantina, una larga distancia hasta el comienzo de la ruta y el frío de estos días ha frenado a mucha gente que ha preferido quedarse al calor de un buen brasero.


Desde Cepeda comenzamos subiendo una buena pista hasta una zona de áridos donde enseguida encontramos las marcas del Gr 10 ramal norte, sendero donde se encuentra incluido este recorrido. Pasamos una pista de motocross y descendemos suavemente hasta entrar en un bonito robledal que ahora se encuentra sin hojas en esta época del año.
Caminando por el robledal
 
El camino transcurre entre hojas secas hasta un punto en que el descenso se hace mas pronunciado y desde donde hay unas bonitas vistas de Miranda del Castañar y del cerro donde se haya situado, en medio, el río Francia.
Sobre el cerro Miranda del Castañar
Descendemos hasta la carretera SA 225 y cruzamos el puente sobre el río, rápidamente tomamos un desvío para subir a Miranda por un bonito camino empedrado que en poco tiempo llega a una ermita a las afueras de la localidad.
Junto al río Francia
 
Ermita a la entrada de Miranda del Castañar
Seguimos subiendo para entrar por sus calles de tipo castellano y traspasar sus murallas, es obligatorio desviarse un tiempo en esta ruta para ver este bonito pueblo salmantino con bastante influencia francesa donde uno de los santos al que rezan los devotos es a San Ginés de Arlés ademas de a Santiago Apóstol, ver una bonita plaza donde se realizan festejos taurinos y sus murallas.
Un café en Miranda del  Castañar

Un café para algunos y un vino para otros sirve para entrar en calor de una fría mañana antes de descender de nuevo del cerro y volver a cruzar el puente sobre el río Francia y ahora tomar la carretera que se dirige a Mogarraz. Pasamos el Área recreativa de La Regajera y seguimos un sendero paralelo a la carretera que nos evita transitar por ella hasta alcanzar un desvío a la derecha por una amplia pista que asciende suavemente hasta llegar a un desvío a la derecha bien señalizado y que asciende un poco hasta un bonito camino que seguimos para descender poco después en lazadas hasta el Arroyo de las Tisneras coincidiendo con un recorrido denominado los Caminos del Agua donde se encuentran algunas obras en hierro, de artistas de la zona, la primera de estas obras la encontramos justo antes de cruzar el arroyo por un antiguo puente de piedra.
Escultura en hierro junto al Arroyo de las Tisneras
 
Puente Viejo
A partir de aquí el camino asciende de forma mas pronunciada hasta alcanzar la bonita localidad de Mogarraz. En sus calles multitud de retratos pintados por un artista de la localidad y basados en habitantes del mismo, allá por los años sesenta.
Mogarraz y sus retratos
 
Mogarraz
Hacemos una parada en una Tasca donde tomamos unos vinos y unas tapas de panceta, farinato o morcilla y donde hacemos un merecido descanso. 
Entre Mogarraz y Monforte de la Sierra el camino sigue un sendero con varias esculturas que siguen el Camino del Agua y donde atravesamos algunos arroyos que bajan por las laderas de la sierra, entre ellos el arroyo de los Milanos.
Camino del Agua, al fondo Mogarraz
Escultura en el Camino del Agua
Mirador con vistas a Mogarraz

Pronto llegamos a Monforte, atravesamos el pueblo por su calle principal donde no vemos absolutamente a nadie, subimos por una pista hormigonada hasta la parte alta del pueblo donde dejamos a un lado la piscina municipal,  y seguimos una levada de canalización del agua que poco a poco alcanza la parte alta del arroyo de los Milanos, abandonamos la levada poco antes de llegar a  la cumbre de la sierra.
Siguiendo la levada
 Caminamos por la cota de los 1.000 m. pasamos una ermita y un viejo pozo hasta cruzar el desvío que se dirige a Sotoserrano.
Ermita

Viejo pozo
Ya tenemos a la vista las casas de La Alberca, dejamos a la derecha la zona recreativa de Fuente Castaño y entramos en la localidad por la calle de la Fuente del Indiano hasta llegar a la preciosa plaza de La Alberca donde a pesar del frío queda algún tenderete al raso para la venta de miel, polen, turrón y otros productos de la zona.
Plaza de La Alberca
Una cerveza para comer el bocadillo de final de ruta y unos cafés para probar los dulces del pueblo: dulces de viento o las perronillas y mantecados, rápidamente, porque el microbús nos espera y hay un largo recorrido hasta llegar de nuevo a casa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario