Páginas vistas en total

jueves, 30 de octubre de 2014

Córcega. Corte-Pasarela Russulino por la Garganta de Tavignano

23 de septiembre de 2014

Distancia: 7,46 km. solo ida
Ascenso acum.: 458 m.
Descenso acum.: 153 m.
Altura max.: 789 m.
Altura min.: 435 m.
Dificultad tecnica 0/5: 0
Dificultad física 0/5: 1
Valoración 7,5
Señalización: Sin señalizar



Estamos alojados en el Gîte d'ètape Tavignanu de Corte, un buen sitio para estar tranquilo pero algo alejado del centro, pero no hay problemas de ningún tipo, no se meten en nada, si quieres comer comes allí, si te llevas tu la comida, comes igual, si quieres comprar una botella de vino puedes hacerlo pero si la compras en Corte y la llevas allí no les importa dejarte el sacacorchos para descorcharla.
Gîte d'ètape de Tavignanu
Vamos a ir hasta la Pasarela de Russulanu siguiendo el camino junto a la garganta del rio Tavignanu. 

Desde nuestro alojamiento debemos bajar al río para cruzarlo y situarnos en su margen izquierda por lo que lo cruzamos por un puente situado en una zona de baños, subimos hasta una carretera que circumbala el centro de Corte por el oeste, la seguimos dirección norte hasta encontrar el cartel y el desvío de la garganta.
Ciudadela de Corte
El cielo se encuentra algo encapotado y amenaza lluvia, son las predicciones que esperabamos y las que nos hicieron bajar del Gr 20, la ciudadela de Corte se ve magnifica en el alto del cerro. 
Camino Mare a Mare Nord

Camino empedrado



El camino es un Mare a Mare Nord que se dirige siguiendo la garganta hasta el Refugio de la Sega y es un viejo camino empedrado que poco a poco asciende por la ladera sur de Punta Finosa, al otro lado del río la Punta a Finellu al fondo del barranco.
Paredes de la Punta Finellu

Garganta de Tavignanu



El Tavignanu se abre paso entre altas paredes de roca, el camino sigue la ladera evitando algunos arroyos que vierten sus aguas al río. A la entrada de uno de estos arroyos encontramos una cabaña que nos sirve como refugio en caso de tormenta. Desde aquí el camino asciende un poco en algunas lazadas y salva una curva del río donde las paredes de la garganta se elevan al cielo y con buenas vistas del mismo.
Camino dentro de la garganta

Entramos en el pinar

Al fondo la pasarela

Pasarela de Russulanu
Descendemos hasta casi el nivel del río y entramos en unos pinares poco antes de alcanzar la pasarela de Russulanu que nos pasa a la rivera derecha del rio y por la que llegariamos al refugio, nosotros descansamos un poco y comemos algo antes de darnos la vuelta, caen algunas gotas y tenemos un par de horas de vuelta hasta llegar de nuevo a Corte.
Estudiando el camino hasta el refugio

Caen unas gotas y nos damos la vuelta

De regreso a Corte

La bonita localidad corsa de Corte

Alojamiento: Gîte d'ètape Tavignanu 6

Fotografias: Pepe Ynat, Jose Manuel Rodriguez y Manuel Coronado

martes, 28 de octubre de 2014

Córcega. Refugio de Petra Piana-Savaggio

22 de septiembre de 2014

Distancia: 16,61
Ascenso acum. 123 m.
Descenso acum. 1.205 m.
Altura max. 1.860 m.
Altura min. 460 m.
Dificultad tecnica 0/5: 1
Dificultad física 0/5: 2
Valoración 7
Señalización: Señalizada solamente la parte del Gr 20




El viento es muy fuerte en el refugio de Petra Piana, algunos grupos deciden salir, nosotros no lo tenemos tan claro, las predicciones meteorológicas también amenazan tormentas y no nos gustaría que nos cogiesen en las crestas, de todas formas como no tenemos tiempo material para llegar a Calenzana, hemos decidido bajarnos, buscaremos otra ocasión para continuar con el gr 20.
Monte d'Oru
Desayunamos lo que compramos ayer al guarda, Angelo, un venezolano que viene del norte continua al refugio de Onda pero no por las crestas, toma el gr 20 tradicional, por el valle, así que caminará este tramo con nosotros.
Las mulas de los porteadores
Al principio el descenso es bastante vertical pero se va suavizando, poco después de pasar la Bergerie de Gialgo, seguimos el Gr 20 en dirección sur, un desvío a la izquierda, sigue la ladera de Petra Niella, nuestro camino baja hasta el Arroyo de Manganellu.
Descendiendo al Manganellu
 El viento azota fuertemente pero el cielo se torna azulado y poco a poco el día cambia y se queda magnifico como los días anteriores, nos queda la duda si hemos tomado una decisión equivocada, pero ya no hay remedio y lo hecho, hecho está.
Un serval de cazadores
 El agua de pequeños arroyos llega al cauce de Manganellu, que tenemos que cruzar para seguir por la rivera izquierda del río.
Valle de Manganellu
 Hay zonas de gran belleza desde donde cae el agua formando bonitas cascadas que vamos fotografiando conforme vamos descendiendo.
El Manganellu recoge el agua de los arroyos
 


Rio Manganellu


Angelo junto al Manganellu
Entramos en un bosque de pinos por el que caminamos hasta alcanzar la Bergerie de Tolla, que se encuentra cerrada, aunque anuncia que se puede utilizar como alojamiento, pero estamos a finales de verano y todos estos sitios se cierran a la entrada del otoño.
Entramos en el pinar

Bergerie de Tolla
 Descendemos un poco más y llegamos al Puente de Tolla, una pareja descansa disfrutando del lugar, nosotros hacemos un descanso y hacemos unas fotos.
Llegando al puente de Tolla

Puente de Tolla
 Nada mas cruzar el puente, el camino se desdobla: a la derecha gira el Gr 20 hasta el refugio de Onda, a la izquierda nuestro camino que sigue la rivera derecha del Manganellu, nos despedimos de Angelo esperando volver a vernos en otro de nuestros caminos, Angelo se dedica igualmente a hacer grandes recorridos, hace poco que siguió el camino de Santiago.
Cascada en el camino Mare a Mare Nord

Camino Mare a Mare Nord

Señalización

El camino ahora es ancho, es el Mare a Mare Nord, otro de los senderos que cruza la isla de este a oeste, vamos relajados disfrutando del bosque, en algunos tramos el agua ocupará el camino este invierno, se ven los rastros de hacerlo a menudo cuando hay grandes riadas.
Sendero después de Canaglia

Llegamos a Canaglia, cuatro casas donde hay una Osteria que nos sirve para descansar a comer y tomar unas cervezas. Continuamos ahora por una carretera, pasamos un puente sobre el rio Vechio, bordeamos un cerro por la izquierda, hasta que nos salimos de ella para tomar un sendero a la izquierda que en poco tiempo llega a las vías del tren y a la estación y al camping de Savaggio.

Estación de Savaggio
Queda un par de horas para la llegada del primer tren que nos llevará a Corte, mientras tanto tomamos un café en el solitario camping de Savaggio, pocos días le quedan para echar el cierre este año.

lunes, 27 de octubre de 2014

Sierra de Aracena. Aracena-Los Marines-Linares-Aracena

26 de octubre de 2014

Distancia: 18,18 km.
Ascenso acum. 432 m.
Descenso acum. 481 m.
Altura max.: 796 m.
Altura mín.: 457 m.
Dificultad tecnica 0/5: 0
Dificultad física 0/5: 2
Valoración: 6,5
Señalización: Sin señalizar




Una magnifica mañana de otoño hemos tenido para realizar esta ruta por la Sierra de Aracena, aprovechando la extensa gama de colores que presentan los castaños en esta época del año. El club Camino de la Plata organizaba esta ruta que formábamos unos 24 componentes.
Castaños

Camino de Sevilla


Hemos aparcado en la parte alta de Aracena, junto a Mercadona en el poligono industrial desde donde parte esta ruta circular. Por una de las calles se accede al Camino de Sevilla, una antigua vereda de ganado, al principio se encuentra cementada por lo que transitan algunos vehículos que aprovechan la mañana para ir a sus respectivas casas de campo y otros a la recogida de la castaña.
Entre alcornoques
 Hemos cruzado con grupos de bikers que han decidido pasar la mañana como nosotros pero en bicicleta.
 En los primeros kilómetros seguimos este ancho camino hasta llegar a un cruce con dos grandes naves y donde cogemos el camino de la izquierda, que circula entre hermosos bosques de castaños hasta desembocar en la carretera comarcal HV 3121, por ella y en pocos metros entramos en la localidad de Los Marines donde hacemos una corta parada para tomar algo de fruta y recrearnos con las pinturas en cerámica que representan lo mejor de los pueblos de la zona.
Pinturas de Los Marines
Sin abandonar la carretera vamos saliendo de Los Marines, a la derecha dejamos el lavadero, homenaje a La Apañaora y mas al centro del pueblo la iglesia con su torre y su tejado de ceramica azul y blanca.
Iglesia de Los Marines
 A la salida del pueblo cruzamos la N 433 para penetrar en un bonito camino empedrado, que se dirige al Alto del Chorrito en la Sierra del Pero. 
Subiendo el Alto del Chorrito
Enseguida llegamos al alto desde donde se puede ver una buena panorámica de la sierra que destaca por su gran frondosidad.
Sierra de Aracena
 Comenzamos a bajar por un sendero de piedra suelta, descendiendo por la vertiente sur de la sierra hasta alcanzar de nuevo una pista que  en lazadas llega hasta la carretera que se dirige a Alajar, la cruzamos y seguimos descendiendo hasta el Arroyo Plamencia, sin cruzarlo lo seguimos dirección suroeste poco antes de entrar en la bonita localidad de Linares de la Sierra.
Descenso del Chorrito
 




Señalización de los caminos de la sierra



Sendero junto el Arroyo Plamencia
 Entramos por sus calles empedradas de paredes blancas hasta llegar a la Plaza de la iglesia, plaza que se utiliza para festejar corridas de toros y donde ya se encuentran asentados los burladeros para cuando se realizan estos eventos, mientras tanto, la plaza se llena de veladores y de gente disfrutando de la hermosa mañana otoñal.
Entrando en Linares de la Sierra
 
Casa de Linares
 
Linares de la Sierra
 
Plaza de Linares de la Sierra
Tomamos una cerveza y continuamos. Atravesamos el pueblo, rodeamos la iglesia, pasamos por sus limpias calles y la bonita fuente que se utiliza como pilón y lavadero. 




Burladeros de la plaza

Calle de Linares

Fuente, pilón y lavadero
Por el camino de Aracena salimos de Linares, por una calle empedrada, enseguida cruzamos un pequeño puente sobre un arroyo, continuamos por una pista dejando a la izquierda el cortijo del Saucejo y mas adelante abandonamos la pista para tomar un camino a la izquierda bordeamos el Cerro de las Molinillas y evitamos unas viejas minas abandonadas, volvemos a tomar un sendero a la izquierda bordeando una finca, para enfilar, ya en dirección noreste, la pista que poco a poco nos acerca de nuevo a la localidad de Aracena, que se encuentra repleta de turismo por lo que decidimos terminar la ruta a la entrada de la población.
Camino de Aracena
 

Un grupo se dirige al centro para visitar la ciudad y hacer turismo otros a descansar y a disfrutar de unas cervezas y otros a pasear hasta la hora de partir de nuevo hacia Mérida.