Páginas vistas en total

jueves, 22 de agosto de 2013

Gr 119 Camino Real de Guadalupe 2ª etapa Navatrasierra-Guadalupe





 Al salir de Navatrasierra encontramos una señal junto a un poste hormigonado de luz, grabado en piedra que indica "CRG 35 km." giramos a la izquierda y seguimos los postes de luz hasta la carretera CC20 que seguimos durante 4 km. aproximadamente.

En esta época las peonias llenan los campos dando contraste al color verde que predomina en el paraje.

 El gr 119 se desvía a la derecha tomando una pista que tiene una puerta metálica y que se dirige a una casa de campo, no hay problema, podemos abrirla tranquilamente, el camino pasa por medio de la finca, al final volvemos a tener otra cancela que dejaremos cerrada a la salida.


Camino de paso por la finca

 El camino vuelve a la CC20 que seguiremos de nuevo durante 8,5 km. Es una carretera con muy poco trafico que asciende suavemente, cuando lleguemos al Merendero de los Horcones podemos hacer una parada en una zona de recreo con mesas, fuente y barbacoas.
Merendero de los Horcones
 Seguimos ascendiendo por la ladera norte de la Sierra del Hospital del Obispo hasta llegar al Hospital del Obispo, sitio de descanso para reyes y peregrinos que se dirigían a Guadalupe.
Hospital del Obispo. Union Gr 118
 Aquí llega el Camino de los Jerónimos desde Navalvillar de Ibor el Gr118,  irán juntos hasta Guadalupe. Cien metros después el gr119 sale de la carretera, toma a la izquierda y asciende para salvar de nuevo varias curvas de la carretera y llegar a un cruce de caminos bien señalizado, a partir de aquí descendemos por un camino a media ladera, entre jaras y cantuesos que desemboca en el Puerto del Cubero donde cruzamos de nuevo la carretera,

 


el camino se convierte en una buena pista transitable, pero hay que tener cuidado porque en un momento determinado hay que girar bruscamente a la derecha, a la altura de un panel de madera, subir un poco y descender para volver de nuevo a la CC20 que seguiremos en descenso durante tres kilómetros más.


Hay que hacer un giro brusco a la izquierda para salir de la carretera y tomar un camino que circula por una bonita pradera con un pequeño lago y unas ruinas.

Pradera con lago y casa en ruinas


Entramos en un pinar, hay flechas direccionales que marcan la dirección hacia el Arroyo del Pinarejo, luego descendemos hasta un arroyo que tenemos que cruzar por un puente ruinoso, hay que estar atento ya que el camino sigue perpendicular al río.
Puente ruinoso que hay que cruzar
 Cruzamos el arroyo y ascendemos un poco, el terreno se vuelve pizarroso, seguimos el camino hasta cruzar la carretera EX118 y cruzamos el río Ibor por el Puente de los Álamos,
Puente de los Alamos
 abrimos una cancela para seguir un camino muy frondoso que asciende poco a poco hasta un cortafuego que sigue una cumbre, el gr sigue la cumbre hasta alcanzar zona desarbolada donde la retama y la jara mandan en el paisaje hasta llegar a una nueva cancela,
Cortafuegos
 a partir de aquí hay que tener cuidado ya que entramos en una finca con árboles frutales y varios caminos, al pasar por la casa seguimos de frente en ascenso hasta llegar a un nuevo camino que tomamos a la izquierda ya evidente, a partir de aquí se acaban los problemas ya que el camino es muy claro.
Finca de frutales. Tomar a la izquierda
 A la izquierda llevamos la Sierra de Guadalupe, podemos disfrutar de la vista antes de abrir una nueva cancela donde entramos en un pinar al principio y un hayedo a continuación.
Sierra de Guadalupe
 Descendemos hasta una nueva cancela, poco a poco nos vamos acercando a la carretera EX118 que llevamos a la izquierda, justo cuando el camino llega hasta la carretera, el gr117 o ruta de Alfonso Onceno se une a nosotros por la derecha, desde aquí y hasta Guadalupe circula junto al gr118 y gr119.
Union Gr 117. Ruta de Alfonso Onceno
 
Guadalupe al fondo

Los últimos cuatro kilómetros descendemos por un cómodo camino junto a la EX118 que llevamos a la izquierda.
Guadalupe
Entramos por el norte de la villa, por una de las calles principales llegamos hasta la plaza donde se encuentra el Monasterio de Guadalupe, fin del recorrido para los peregrinos procedentes de Madrid y de los distintos pueblos por los que circula este camino.

miércoles, 14 de agosto de 2013

Parque Nacional Peneda-Gerês (en coche) 2º día. Braga. Palacio de Bussaco

Hemos cruzado el puente sobre el río Caldo, la Praia de Alqueirao queda atrás, volvemos a las sierras, a los desniveles y a pegarle los calentones al coche, tomamos la carretera N304, pasamos la pequeña localidad de Río Caldo antes de subir hasta el santuario de Sao Bento da Porta Aberta, otra impresionante iglesia, relativamente nueva, pues data del siglo XVII pero que no te deja indiferente, gran cantidad de peregrinos y visitantes caminan por sus alrededores.
Sao Bento da Porta Aberta
 Seguimos subiendo, dejamos a la izquierda el desvío que se dirige a Freitas y antes de llegar a Covide tomamos un desvío a la derecha por la N307 hasta Campo de Gerês, poco a poco nos acercamos al río Homem que se encuentra embalsado, la carretera pasa por el mismo "barragem", nada mas pasarlo hacemos una parada disfrutando del  paisaje y de las cornudas vacas de la zona.
Barragem río Homem
 
Río Homen

Vacas cornudas
Ascendemos hasta el bonito pueblo de Brufe, todo de piedra bien conservado y con trabajos de restauración, a su entrada reza un cartel  "Em 1706 Brufe nao dava homens ao serviço militar, mas honrava o pais na luta contra o invasor".
Brufe
 
Hórreo en Brufe
Seguimos la M531 sin meternos en Coutinhas, pasamos la iglesia y el cementerio de Brufe y tomamos un desvío a la derecha por la CM1149 y antes de llegar a Bergaço un nuevo desvío a la derecha por la CM1348, bonito paisaje desarbolado con un gran helechal donde los caballos y las vacas campan a sus anchas, nueva parada para disfrutar de este magnifico paraje.
Caballos salvajes

Vacas en el helechal
La niebla cubre el pueblo de Germil, la carretera pasa por medio del pueblo situado a media ladera, otro pueblo que merece la pena ver, solo un pequeño bar para tomar un café, nada de turismo, el parque es muy extenso pero el turismo está en zonas muy concretas, el resto es solitario, donde puedes ver a la gente del medio rural en su salsa, trabajando en sus tradicionales medios, el ganado, el heno o las abejas.
Cerrojo en Germil

Germil


Colmenas
Nos desviamos para cruzar por las estrechas calles de Sobredo, reza por que no encuentres nada en sentido contrario, volvemos a salir a la carretera al llegar al final del pueblo.
Heno apilado en Sobredo
 Llegamos a Entre-ambos-os-Ríos, una corta parada para ver su iglesia. Cruzamos el río Lima y salimos del Parque Nacional de Peneda-Gerês, ahora tomamos dirección Braga.
La verdad que no tenemos mucho tiempo, aprovechamos para comer y haremos una visita por la tarde, y la verdad que encontramos un restaurante bastante bueno y económico justo donde aparcamos el coche, que no es fácil si no lo haces en zona azul, así que un par de euros y algo y tenemos dos horas para una visita rápida.
Braga. Arcada
 No voy a meter el recorrido porque después de lo visto, Braga se merece una visita más tranquila, de todas formas hicimos el recorrido del centro pero merece la pena visitar la iglesia de Jesus en las afueras o el Monasterio de Tibaes, pero tiene un magnifico centro histórico que se puede recorrer en un par de horas.

Arco da Porta Nova

Callejuela en Braga

Fachadas e Iglesia dos Congregados
Y como es nuestra última noche de viaje nos vamos al Palacio de Bussaco, cercano a Coimbra, allí hemos cogido una habitación para pasar la noche.
Palacio do Bussaco
 






Situado en el bosque de Bussaco o "Mata do Bussaco" un palacio construido en el siglo XIX y considerado como uno de los hoteles más elegantes del mundo (eso dice la Wiki) un paseo por los jardines del palacio o  por alguno de los senderos del bosque merece la pena antes de la cena en el restaurante del hotel, bien situado, con buenas vistas del exterior hace que sea una noche espectacular para el fin de viaje.

Pernoctación: Hotel Palacio do Bussaco 9
Cena: Hotel Palacio do Bussaco 8
Relación calidad/precio: 8

sábado, 10 de agosto de 2013

Parque Nacional Peneda-Gerês (en coche) 1º día.

Vamos a entrar en el Parque por una entrada poco habitual, ya que aunque entremos desde Galicia, no es la entrada principal que sería por Porta de Homem, nosotros lo vamos a hacer por Lamas de Mouro. 
Cruzamos la frontera por el puente sobre el Miño entre Arbo y Melgaço, vamos a echar un vistazo a las Termas de Melgaço, unos baños con propiedades contra la diabetes y el hipercolesterol, además Melgaço tiene un pequeño y coqueto castillo con una gran torre que data del siglo XII.

Termas de Melgaço

Agua agria

Termas de Melgaço

Castillo de Melgaço

Castillo de Melgaço
Desde Melgaço tomamos la M501 y la M1140, hacemos una parada en Fiaes, hay una bonita iglesia cisterciense, la Iglesia de Sta. María, merece la pena darse una vuelta.

Iglesia de Sta. María de Fiaes
Llegamos al parque a una de las cuatro entradas, la de Lamas de Mouro, aunque encontramos su Centro de Interpretación cerrado, es la hora de comer en Portugal.
Centro de Interpretación de Lamas de Mouro
 Tomamos la carretera que se dirige al sur dirección Peneda, a partir de ahora hay que tener cuidado, te puedes encontrar cualquier cosa en las estrechas carreteras del parque, una vaca, una señora paseando o algún labriego montado en su pollino, carreteras con pendientes y rampas con un alto porcentaje de desnivel que hace que los coches cargados suden la gota gorda y se cargue la nariz del olor a quemado de los embragues por los continuos cambios. Llegamos al Santuario de Ntra. Sra. de Peneda, un magnifico templo con una gran escalinata de 300 escalones y  algunos descansos con altares representando figuras de Cristo.
Santuario de Ntra. Sra. de Peneda
Ntra. Sra. de Peneda

Ntra. Sra. de Peneda
Continuamos al sur hasta un desvío a la izquierda que sube a San Bento do Cando, un pequeño y bonito pueblo donde el olor a quemado vuelve a nuestro coche. El pueblo se encuentra engalanado pero no vimos un solo habitante, recorremos sus calles con casas de piedra y volvemos de nuevo al cruce anterior.
San Bento do Cando
Llegamos a Rouças, esta sierra de Peneda está poco dotada de infraestructura turistica, o sea que te puedes quedar sin comer perfectamente si no tienes claro donde hacerlo, como nosotros, al final encontramos un restaurante a la entrada de Soajo, el restaurante Borralho, estaban a punto de cerrar pero nos vieron la cara y pudimos comer.
Rouças
 
Restaurante Borralho en Soajo
En Soajo se encuentran los Espigueiros de Soajo un grupo de horreos sobre un cerro sin una colocación precisa pero formando una bonita construcción.
Espigueiros de Soajo
 Tomamos la M530 y nos desviamos a la derecha para cruzar el río Lima por el Barragen de Lindoso, una nueva parada para ver el embalse. Tenemos dos opciones, volver atrás o entrar de nuevo en España para entrar de nuevo en el parque por la sierra de Gerês, optamos por la segunda por lo que salimos a España por la OU540 y giramos a la derecha dirección Lobios por la OU312 y entrar de nuevo en el Parque por Portela do Homen.
Garganta en Gerês
 La cosa cambia, gran cantidad de coche en su centro de interpretación y dos funcionarios del parque que te cobran 1,5 € por entrar con el coche, preciosos bosques secundan esta carretera que va en dirección Suroeste, con gargantas donde la gente se baña o toma el sol, y que desciende hasta Caldas de Gerês donde hay gran cantidad de sitios para pernoctar y comer a ambos lados de la carretera y gente por todos lados, tuvimos que preguntar para encontrar nuestro alojamiento en Alqueirao, situado junto al gran puente sobre el río Caldo. el Hotel Eco Salvador, un agradable sitio en un bonito enclave.
Hotel Eco Salvador en Alqueirao

Piscina del hotel Eco Salvador
Son las siete de la tarde cuando llegamos, descargamos y un bañito en la piscina del hotel y un descanso merecido después de unas pocas horas de coches y de múltiples paradas para ver los lugares más emblemáticos del recorrido.