Páginas vistas en total

lunes, 27 de mayo de 2013

Pateando la sierra de Hornachos

Distancia: 12,33 km.
Desnivel acum.+: 618 m.
Desnivel acum.-:  618 m.
Altura max.: 931 m.
Altura min.: 261 m.
Tiempo empleado: 3 h. 37 m.
Sin señalizar

El suelo comienza a amarillear en Extremadura, siempre recomiendo visitar esta región entre noviembre y abril, a principios de mayo el terreno comienza a cambiar y el calor se hace sofocante y la idea que se lleva el viajero es diferente si viene en unas fechas u otras.
Iglesia de la Purísima Concepción de Hornachos
 De todas formas, este año ha sido muy lluvioso y hemos disfrutado un poco mas de la corta primavera de estos lares y la sierra todavía nos permite disfrutar de ella. Hornachos se encuentra ubicado entre dos valles, el de los moros y el de los cristianos, presenta muchos restos de su pasado morisco y fue una de las ultimas villas donde aguantaron después de su expulsión dictada por Felipe III en el siglo XVII.
Castillo árabe
 Hemos aparcado en la plaza, es buen sitio para tomar un refrigerio al finalizar la ruta, subimos una de las calles principales de Hornachos en dirección a su iglesia de la Purisima Concepción. Enseguida llegamos al Centro de Interpretación que actualmente se encuentra cerrado, a su lado comienza la Senda Moruna que asciende a la sierra, senda con un buen piso pero con gran cantidad de vegetación.
Camino entre jaras
El castillo lo vamos dejando a la derecha y un poco más adelante parte una senda que se dirige hacia él. Continuamos subiendo, el camino ensancha y asciende en zigzag hasta la parte central de la sierra donde hay un cruce de caminos por donde llega una senda desde el  sureste.
Hornachos desde la sierra
 Tomamos a la izquierda, la jara se mezcla con la encina, un nuevo desvío a la izquierda permite subir a unas antenas con buenas vistas del castillo y de la villa, nosotros seguimos al noroeste, otro desvío parte a la izquierda que nos serviría de escape en caso de tormenta y que se dirige a Hornachos.
Primeras antenas y castillo
 El camino se estrecha entre las jaras, bordeamos una peña por el norte, buenas vistas del Peñón de Marín donde gran cantidad de buitres leonados vuelan en circulo alterado su habitats por nuestros pasos.
Peñón de Marín y sus buitres
Volvemos a salir a un alto para descender hasta una casa situada en lo alto del valle, desde aquí parte un carril en ascenso que poco a poco nos acerca a las antenas del Pico Hornachos situado un poco más a la derecha.

Casa en lo alto del valle
 Descanso en el punto mas elevado, hora de comer algo y disfrutar de las vistas del plano antes de comenzar a bajar.
Alto de la sierra


Vista de la sierra, castillo, primeras antenas, y el valle
Descendemos por unas escaleras que nos habían ayudado a subir hasta volver a tomar el carril, ahora descendemos por el noroeste, dejamos a la izquierda un merendero poco utilizado y un mirador, llegando al final a la Colada de Palomas,
Colada de Palomas
 por ella llegamos a la Ermita de San Isidro y desde aquí, siguiendo la colada hasta donde tenemos aparcado nuestro coche, una cerveza en uno de los bares de la plaza y de regreso a casa.

lunes, 6 de mayo de 2013

Gr 119 Camino Real de Guadalupe 1ª etapa Puente del Arzobispo-Navatrasierra

Distancia: 30,92 km.
Desnivel+: 739 m.
Desnivel-:  354 m.
Altura max.: 915 m.
Altura min.:  330 m.
Tiempo de marcha: 8 horas
Valoración: 7.5
Señalización: Buena


Puente del Arzobispo
El Camino Real de Guadalupe, es el camino que utilizan los caminantes que provienen de Madrid en su peregrinación a Guadalupe, nosotros hemos comenzado en el límite de Extremadura, en Puente del Arzobispo, localidad toledana que limita esta región con Castilla.


Nada mas cruzar el puente sobre el Tajo, entramos en Extremadura para coger la Cañada Real Leonesa que circula junto a la carretera que viene de Villar de Pedroso,


Por la Cañada Real Leonesa
 caminamos a veces a un lado, a veces a otro hasta salir de ella siguiendo la cañada a la izquierda a la altura del cerro Quesera y mas adelante dejamos la cañada para tomar el Camino de las Rozas.





La primavera este año está siendo larga y copiosa en flores por la gran cantidad de lluvia de días atrás, los colores rojos, amarillos y violetas se mezclan con el verde en un bonito contraste.

El camino desemboca en la carretera que llega desde Navlmoralejo, la seguimos un par de kilómetros, a la izquierda tenemos señalización de la ruta de la Dehesa del Monte, poco antes de llegar a las primeras casas de  Villar de Pedroso. Cruzamos la localidad, llegamos a una plaza donde destaca los restos de un toro en granito al estilo de los Toros de Guisando.
Villar de Pedroso
 Salimos por la calle de Guadalupe, pasamos la Cruz de Guadalupe y seguimos por un camino que desemboca en una amplia pista donde confluimos con el gr 113, circulan juntos gr 113 y gr 119 durante 1,5 km. por el camino de los Huertos.

Al llegar a una bifurcación, el gr 119 toma a la izquierda dirección Carrascalejos, sin apenas desnivel, un camino relajante plagado de flores, es el camino de las Zahurdas de Geromo, al fondo la sierra de Altamira, caminamos hacia ella dejando a un lado algunos chozos de piedra y por un camino entre alambradas llegamos a Carrascalejos.






Antiguo chozo de piedra
Cruzamos la pequeña localidad para tomar un camino que desciende hasta el arroyo Pizarroso, al llegar a una edificación cruzamos el arroyo y emprendemos una larga subida por zona muy frondosa, la jara florecida destaca sobre el resto,

encinas sobre todo, el camino asciende hasta una carretera que tomamos a la derecha, por ella seguimos ascendiendo hasta el alto de Arrebatacapas,
 un altar y una gran cruz es lo primero que vemos aunque también hay una zona de recreo con un panel informativo de la sierra de Altamira y del Sinclinar del Guadarranque, buen sitio para descansar y comer algo para reponer fuerzas.
Puerto de Arrebatacapas

Zona de recreo del puerto de Arrebatacapas
Desde aquí toca descender. dos balizas nos indican el sendero que desciende, cruza la carretera en una curva y sigue descendiendo, cruzamos un alcornocal donde lucen algunas peonías y seguimos descendiendo hasta llegar a una pradera donde es dificil localizar el camino,
Alcornocal en el descenso

Peonías
debemos seguir descendiendo todavía un poco más hasta alcanzar una pista que circula por el fondo del valle. Tomamos la pista a la izquierda y cruzamos el casi imperceptible Puerto de la Venta pasamos una fuente y entramos la localidad de Navatrasierra, aunque en algunos mapas figura con el nombre de Castillejo de la Navilla.