Páginas vistas en total

miércoles, 31 de octubre de 2012

Desde Luanco al Cabo de Peñas

Luanco
 El día es magnifico para caminar, hace un sol esplendido y la temperatura es muy agradable aunque hay una ligera bruma, hemos decidido caminar entre Luanco y el Cabo de Peñas acercandonos lo mas posible a la costa, por supuesto sin dejar camino o vereda, para ello vamos a utilizar una senda que une Luanco, Moniellos y Bañugues.

Cruzamos la zona urbana de Luanco, pasamos junto a la iglesia de Sta. María siguiendo el paseo fluvial, la gente corre o pasea con el perro a primera hora de la mañana, los empleados del ayuntamiento dejan las calles límpias para el inicio de la jornada.
Luanco, al fondo la iglesia de Sta. María

Ligera bruma por la mañana
Dejamos atrás Luanco
  Poco a poco vamos dejando atrás Luanco, llegamos a una zona de recreo a las afueras de la villa con algún mirador para disfrutar del mar. El camino penetra en un bosque de eucaliptos y helechos ascendiendo hasta un alto desde donde se puede ver el faro de Cabo de Peñas, A pesar de no hacer mucho viento las olas golpean con fuerza los acantilados, el camino tiene algunos desvíos hacia pequeños cabos que penetran en el mar con bonitos miradores.
Alto del Monte, al fondo el Cabo de Peñas y su faro
Desvíos a miradores
Playa de Muniellos

El camino desemboca en otro que tomamos a la derecha para bajar hasta la pequeña playa de Moniellos, unas escaleras en el camino ayudan para subir nuevamente y alcanzar en poco tiempo el Area recreativa de Moniellos, con un restaurante y mesas para disfrutar de un buen día de campo.
Area recreativa de Muniellos
El camino bordea el acantilado

El camino sigue bordeando el acantilado hasta llegar a la ensenada de Bañugues que se ve al otro lado de la ensenada, separada por una magnifica playa, al llegar a ella comenzamos a ver señalización de un sendero de pequeño recorrido. El camino desemboca en la carretera que viene de Luanco, ahí podemos ver que el sendero es el PR AS-257. Seguimos la carretera aproximadamente 300 metros, pasando la zona de La Ribera nos desviamos a la derecha para cruzar un pequeño puente de madera, que cruza un arroyo.
Dejamos Bañugues
Caminamos ahora por el PR AS-257
Prados
Toca caminar en suave ascenso por unos prados donde las vacas disfrutan de la hierba fresca salidas debido a las últimas lluvias. Llegamos a las casas de El Monte que pertenecen a Bañugues, seguimos la carretera aproximadamente un kilómetro hasta llegar a la zona de descanso de Llumeres, un camino a la derecha en fuerte descenso nos saca de la carretera, el camino desciende a la playa, por el camino encontramos algunas edificaciones abandonadas.
Llumieres, edificaciones derruidas
 Antes de llegar a la playa de Llumeres nos desviamos a la izquierda y el camino remonta de nuevo, pasamos la casa Llumeres con vistas de la playa encerrada en el acantilado. Dejamos Viodo a la izquierda, volvemos a descender por una pista hasta el pico del Serreu, ahora hay que tomar un estrecho sendero a la izquierda que sigue en descenso hasta el regato de la Cueva que cruzamos y remontamos por una zona de agradable vegetación hasta llegar a una pista, al fondo vemos el faro del cabo, hay que seguir en esa dirección evitando cruces a derecha e izquierda.
Zona de vegetación
 Nos desviamos un poco a la derecha y luego a la izquierda para salvar el arroyo de Gaviera y llegar enseguida a la carretera AS 328 que tomamos a la derecha poco después de salvar unas casas. En 500 m. estamos en el faro.

Llegamos al faro
Museo sobre el medio marino en el faro de Peñas
Cabo de Peñas, la cruz arriba al fondo casi invisible
   Si queremos llegar hasta la cruz que hay en la punta del cabo debemos hacer una ligera trepada de poca dificultad aunque un poco aerea por lo que no es recomendable para los que tienen algo de vértigo.

lunes, 29 de octubre de 2012

Senderismo urbano. Oviedo

     Unos días de ocio para desconectar de los problemas laborales y de las malas noticias que continuamente nos bombardean en los informativos y que tienen en jaque a la mayoría de los curritos. Una escapada al norte a patear la comunidad asturiana aunque por poco tiempo, intentaremos aprovecharlo.

       Vamos a comenzar el recorrido en la Iglesia prerománica de San Julián de los Prados, aunque se estaba celebrando culto y tuvimos que esperar a que finalizara, merece la pena hacerlo y ver los frescos de su interior aunque el edificio en sí es una preciosidad.
San Julián de los Prados
      Nos adentramos al corazón de Oviedo, dejamos la facultad de Geografia e Historia a la derecha hasta la Plaza de la Cruz Roja para subir por la calle de Victor Chavarri, calle del Alcalde Garcia Conde y llegar a la Plaza del Carbayón donde se encuentra el Palacio de Conciertos y el Teatro Campoamor mas adelante en la calle Arguelles, donde en pocos días se haría entrega de los premios Principe de Asturias.
Junto al Teatro Campoamor
        Al llegar al teatro giramos a la izquierda, cruzamos una plaza con una típica estatua de Botero para seguir por la calle de San Francisco. A la derecha en la calle primero tenemos la iglesia de Sta. Catalina que está en obras y que se encuentra adosada al edificio de la Universidad y que actualmente da cobijo a la Biblioteca Nacional.
Plaza de Porlier
 Cruzando la calle de Mendizabal llegamos a la plaza Porlier donde hay una bonita estatua de un viajero, el Palacio de los Condes de Toreno y el bonito palacio de los Marqueses de Consagrado.
Palacio de los Marqueses de Consagrado
           Llegamos a la plaza de Alfonso II, a la derecha la capilla de la Balesquida, a la izquierda el Palacio de Valdecarzana y de frente la Catedral, tenia cierto interés por ver una de las capillas donde se encuentra la urna con los restos de Sta. Eulalia de Mérida, patrona de mi pueblo y de la comunidad Asturiana, la capilla se encuentra a la izquierda, nada mas entrar por la puerta principal.
Catedral con los restos de Sta. Eulalia de Mérida
       Bajamos por la calle del Águila para bordear el monasterio de San Pelayo con un bonito claustro románico.
Subimos por la calle de san Vicente donde se encuentra la iglesia de Sta. María la Real de la Corte y que era un antiguo convento y unos metros adelante, el museo Arqueológico de Oviedo. Llegamos a la plaza de la Corrada del Obispo donde se encuentra el Palacio Episcopal, desde esta plaza se hizo la primera proclamación española de la guerra de Independencia en 1808, 
Plaza donde comenzó la guerra de la Independencia
seguimos por la calle Canóniga y doblamos a la derecha por la calle de Sta. Ana y donde se encuentra el museo de Bellas Artes.
La Catedral desde la calle de Sta. Ana
          Desembocamos de nuevo en la plaza de Alfonso II, un grupo publicitario con sus respectivas modelos aprovechan la monumentalidad de la zona para crear algún anuncio de bolsos para chicas. San Tirso es lo primero que encontramos, queda poco de su construcción original, sufrió el incendio de 1521 y solo se conserva la parte frontal. Giramos a la izquierda para tomar la calle de la Rua y donde se encuentra la casa del mismo nombre con un blasón que representa a la casa de la Rua y a los Cienfuegos.
Plaza del Ayuntamiento y la parroquia de San Isidoro
           A la derecha tomamos la calle Altamirano para llegar a la plaza de Riego donde tenemos la casa de Quirós y por la calle del Peso llegar hasta la plaza del Ayuntamiento donde un grupo de gaiteros ameniza la mañana de domingo. En la plaza se encuentra la Iglesia de San Isidoro, que fue un antiguo colegio de jesuitas.
Plaza del Fontán y mercaillo callejero
          Continuamos por la calle de la Madalena girar a la derecha para llegar a la plaza de Daoiz y Velarde,  antiguamente había un manantial por lo que a la zona se le denomina el Fontán, en la plaza se encuentra también el Palacio del Marqués de San Felix y un mercadillo callejero que se encuentra abarrotado de gente.
Fachadas
           Por un soportal penetramos a un bonito patio con bares y mesas con gran ambiente. Salimos por un nuevo soportal a la calle de Quintana que tomamos a la izquierda y a la derecha por calle del Cabo Noval para llegar al Campo de San Francisco o parque de Oviedo con sus quioscos, lagos con cisnes y pavos reales.
Pavo real en el Campo de San Francisco

Salimos del parque por el paseo de los Álamos y tomar la calle de la Lila, giramos a la izquierda por la calle del Palacio Valdez y llegar a la parroquia de San Juan,
Siguiendo los pasos de Woody Allen
 giramos a la derecha hasta la calle Nueve de Mayo, la tomamos a la derecha, seguimos por calle de Caveda hasta la calle Foncalada donde se encuentra la fuente de la Foncalada que es Patrimonio de la Humanidad.
Fuente de la Foncalada

Aquí terminamos el recorrido urbano, vamos a recoger el coche que lo tenemos en las proximidades, vamos a terminar el recorrido visitando las dos iglesias preromanicas que se encuentran en la ladera del monte Naranco. 
Iglesia preromanica de San Miguel de Lillo

En 3,5 km. llegamos al aparcamiento, hacemos un ligero pateo ascendiendo un poco hasta San Miguel de Lillo y descender a continuación hasta Santa Maria del Naranco, por supuesto que estas dos maravillas no hay que perderselas en este recorrido por la ciudad.
Despedida de Oviedo desde Santa María del naranco