Páginas vistas en total

sábado, 28 de julio de 2012

A patear Noruega. El tren de Flam

Día 4
Recorrido del día
Nuestras cabañas en el camping Viki
Que buena boquita tenemos, menudos homenajes nos damos en el desayuno que nos pegamos todos los días, viene bien ya que los días son completos y sobre todo más largos, luego unos preparando el recorrido, otros pasando por la peluquería y otros haciendo alguna incursión por internet, tardamos un rato en salir del agradable camping Viki.
Al fondo la cascada Feigefossen
 Cuando nos ponemos de acuerdo cogemos los coches y volvemos a Sogndal por la 55, giramos a la izquierda para tomar la 5 en dirección Laerdal, cruzamos el ferry hasta Fodness, y pasamos el tunel del mismo nombre antes de llegar a Laerdal, vamos a ver otra iglesia de madera, la mejor conservada de Noruega, la iglesia de Borgund.
Iglesia de Borgund
 Se encuentra cerca, a unos diez kilómetros, quizás algo menos siguiendo la E 16, hay un centro de interpretación y bastante gente para la visita, el campanario, como en casi todas las iglesias antiguas de Noruega se encuentra aparte de la iglesia protegido por una construcción, junto a la iglesia vieja se encuentra una nueva iglesia igualmente de madera, también merece la pena perder unos minutos para verla. Como casi siempre el cementerio se encuentra junto a la iglesia, un empleado de la comunidad adecenta el terreno con un cortacesped.
Cortando el cesped del cementerio
Volvemos atrás  hasta un cruce que tomamos a la izquierda para entrar siguiendo la E 16 en el Laerdal tunnelen, el túnel mas largo del mundo con 24,5 km y como llevamos tiempo sin ver la noche, alguno aprovechó para echarse un sueñecito, para los conductores cada diez kilómetros colocan una iluminación azulada dentro del túnel para que la vista no se relaje con la monotonía de las luces amarillas.
El túnel mas largo del mundo
 El túnel finaliza en la bonita localidad de Aurland que de momento pasamos de largo, poco después paramos para comer, como siempre en una zona de descanso acondicionada con mesas y con buenas vistas del  Aurlandfjord y de Flam que lo tenemos a la vista, los cruceros entran en esta bahía, y una de las excursiones es el tren de Flam.
Fiordo Aurland
 Llegamos a Flam y hacemos el recorrido turístico por la gran cantidad de tiendas y bares de la zona preparada para los cruceros y casualidad, vemos a Pura una compañera de trabajo de Marisa que estaba realizando con sus hijos uno de los cruceros, si es que el mundo es un pañuelo.
Cruceros en Flam
Estación de Flam
Con nuestros paisanos
 El tren de Flam parte de esta estación hasta Myrdal ascendiendo casi 900 metros en un trayecto de unos 20 km. serpenteando entre montañas y cascadas espectaculares pero como los precios son excesivos para un recorrido de algo menos de una hora, unas 310 NOK y lo queremos hacer tranquilamente,
Cascadas en el recorrido
 pues decidimos avanzar con los coches junto al trayecto hasta donde podamos y el resto hacerlo a pie, así que por una carretera estrecha al principio y por una pista a continuación avanzamos hasta un punto donde aparcamos y comenzamos a caminar por un camino que va junto a las vías del tren por lo que vas viendo perfectamente el recorrido y a la vez el tren que sube y baja desde una estación a otra con una cadencia de una hora en cada sentido.
Tren de Flam
El tren y nuestro grupo
 El camino entra en un túnel poco antes de llegar a la cascada de Kaardal situada junto a una granja, cruzamos sobre ella por un pequeño puente y avanzamos un poco más pero se nos va haciendo un poco tarde por lo que no llegamos a Myrdal, nos quedamos a un par de kilómetros, el caso es que se puede llegar hasta esta granja con el coche y en cuatro kilómetros te plantas en la estación de Myrdal situada en la línea general de ferrocarril que viene de Oslo a Bergen.
Cascada de Kaardal
Otra vista del tren
Granja de cabras
 En la granja hacemos una parada para comprar unos quesos de cabra que muy amablemente la señora nos dió a probar previamente.
En la granja
Volvemos atrás hasta los coches fotografiando cascadas y el paso del tren, son la 18:30 h., retornamos a la estación de Flam, pasamos de largo y nos acercamos a Otternes, un antiguo poblado datado en 1.700, gente con trajes antiguos te enseñan el poblado así como la tintura de la lana que es a lo que se dedicaban los pastores que antiguamente vivían en sus edificaciones, nos decepcionó un poco por lo que continuamos a Aurland  donde hicimos una parada, un lugar privilegiado en el fiordo. Desde esta ciudad parte una carretera que llegaría a Laerdal por la montaña para evitar el largo tunel, nosotros vamos a desplazarnos unos kilómetros para ver el mirador de Stegastein.
Mirador de Stegastein
 Subimos zigzagueando, el Toyota sigue sufriendo en las carreteras empinadas, esto si que merece la pena, perder un rato para llegar aquí, las vistas sobre el fiordo de Aurland son espectaculares.
Mirador de Stegastein
Volvemos atrás hasta Aurland y volvemos a cruzar el Laerdaltunnelen, nuevas cabezaitas antes de volver a ver el sol a pesar que son las diez de la noche. Sobre las 11 de la noche llegamos al camping Viki, no tenemos muchas ganas de preparar la cena mientras los demás se dan una duchita, pero como decia mi padre "haber estudiao".

miércoles, 25 de julio de 2012

A patear Noruega. Glaciar Jostedal

Días 2 y 3 de julio

Antes de salir de Bergen hemos hecho la compra en un supermercado, además a conciencia, los maleteros van a tope, ya le vamos tomando el pulso a esto de la comida y nos dirigimos al camping Viki donde estaremos tres días, allí  estableceremos el cuartel general para las siguientes excursiones, que lujo no tener que cargar el equipaje en estos días.
A las 13:50 salimos de Bergen, buscamos la E 16 en las múltiples salidas de la ciudad, las carreteras son casi todas de un carril por sentido, a veces en uno de los sentidos la carretera se desdobla y durante un corto trayecto se vuelve de doble carril, en ese momento los más rápidos aprovechan para adelantar, sobre todo a la gran cantidad de autocaravanas que pueblan las carreteras noruegas, hasta que ves el alicates que es el nombre con el que bautizamos la señal que indica que se acaba el desdoblamiento de carril, a partir de aquí todos los coches en caravana.
El Alicates
 Llegamos a Voss paramos en un aparcamiento público que nos sorprende que no sea de pago, o si lo es. Vemos la iglesia de Vangskyrkja y las primeras nieves en las montaña, damos un paseo por una bonita pradera,
Pradera de Voss
 aunque estamos poco tiempo, en una hora volvemos a coger los coches, tomamos la carretera 13 en dirección a Vik, a la salida dejamos a la derecha la bonita cascada de Tvindefossen.
Tvindefossen
 Comenzamos a subir, el Avensis de 100 CV. comienza a penar, subimos un precioso valle por la carretera de Myrkdal que remata en una cascada antes de subir a la montaña de Vika, la carretera zigzaguea y hacemos una parada para fotografiar el valle.
Valle de Myrkdal
 Seguimos ascendiendo hasta salvar un puerto con nieve a ambos lados de la carretera, el puerto separa la región de Hordaland que abandonamos para entrar en Sogn og Fjordane, es una típica carretera de montaña sin pintar de doble sentido y un poco estrecha que al final desciende hasta la pequeña villa de Vik donde nos desviamos un poco para ver la iglesia de piedra de Hove románica del siglo XII y la iglesia de madera de Hopperstad que nos sorprende al ser la primera iglesia de madera de estilo vikingo también del siglo XII, parece mentira que sus maderas se hayan podido conservar tanto tiempo, aunque algunas tienen pequeñas restauraciones.
Iglesia de Hopperstad
 Enseguida estamos en el fiordo Sognefjorden, lo bordeamos por la derecha hasta llegar a Vangnes donde cruzamos el fiordo en un ferry que nos lleva hasta Hella, allí tomamos la 55 que sigue bordeando el fiordo hasta Sogndal. y mas adelante a Luster, donde comienza el fiordo Lustrafjorden, lo seguimos un poco y enseguida llegamos al camping Viki donde tenemos un par de estupendas cabañas que dan al fiordo, desde la terraza y al otro lado del fiordo la cascada Feigumfossen que es lo primero que se ve cuando sales a la terraza.
Camping Viki, al fondo cascada Fegumfossen
Nos acomodamos, primero una buena ducha, después  Miguel y yo preparamos la cena en nuestra cabaña, utilizando la maceta de la puerta como centro de mesa, a falta de pan.
Disfrutando de la cena
No vemos oscurecer cuando nos metemos en la cama.
No se quien ha decidido que nuestra cabaña sea el comedor del grupo, lo hacemos con gusto, alguien fregará los platos. Nos hemos pegado un buen desayuno, hace un sol esplendido y vamos a realizar una excursión al fiordo Jostedal.
Preparando el día
 Cogemos los coches, y volvemos por la 55 hasta Gaupne allí cogemos la 604 que es una carretera de montaña que sube por el valle, paramos junto a una pasarela que cruza el río para hacer alguna foto pero continuamos enseguida.
Pasarela
 Llegamos al centro de interpretación del glaciar, pero vemos que no existe, al parecer se quemó meses antes, continuamos hasta el aparcamiento, hay bastantes coches, la gente a aprovechado el día soleado para acercarse.
Glaciar Jostedal
 Algunas cordadas se preparan para hacer sus incursiones por el glaciar provistos de sus piolets y crampones.


Un sendero nos acerca en poco mas de 1,5 kilómetros en el borde del glaciar desde donde disfrutamos de bonitas vistas, algunas fotos las hacemos bajo el hielo, a pesar del día soleado hace bastante frío aunque alguna mas valiente que nosotros se tire a la piscina.

Volvemos al aparcamiento, en una de las mesas sacamos el pic nic y comemos nuestro salchichón de ballena y de alce que compramos en el mercado de Bergen. Volvemos por la 604 de nuevo a Gaupnes donde compramos algunas provisiones más y por la 55 hasta Solvorn, cruzamos el fiordo en un ferry hasta Ornes, en este pequeño pueblo hay otra iglesia de de madera que queremos ver y que es de las más antiguas de Noruega.
Iglesia de Urnes
 Después de la visita, tenemos dos opciones o tomar de nuevo el ferry y volver por el mismo camino o dar la vuelta por el fiordo, como es natural tomamos esta segunda opción.
Una carretera muy estrecha bordea el fiordo, no hay trafico pero es un número cruzar con alguna autocaravana que no sabe donde se ha metido, hay que dejar el coche a dos ruedas. Llegamos a la cascada que tenemos frente a nosotros cuando nos asomamos desde nuestra cabaña, la cascada Feigumfossen, una pequeña parada para verla y continuar dando la vuelta al fiordo por la 331, un número muy largo para una carretera tan estrecha.
Vacas peludas
 Antes de llegar a Skjolden vemos algunas vacas peludas como las que había en el norte de Escocia, Skjolden se encuentra al final del fiordo, la carretera ensancha al tomar la 55, en quince minutos estamos en el camping.
Son las ocho, es media tarde y aprovechamos para disfrutar del camping y de sus vistas, colgamos alguna foto ya que por aquí hay Wifi por todos lados y no hay problema para conectarse. al terminar la cena Jose Luís y Gema aprovecharon para dar un paseo, el resto de cháchara en la cabaña.

sábado, 21 de julio de 2012

A patear Noruega. Bergen

Días 1 y 2 de julio

Decimos adiós a Stavanger, del mismo puerto de la ciudad parte el ferry que nos cruza hasta Tau para seguir la carretera 13, echamos combustible antes de llegar a Ardal, una pequeña localidad que tiene una iglesia de madera, por lo que nos apartamos un poco para verla, no es gran cosa por fuera pero es bonita por dentro y no hay que desviarse mucho, de paso una fotito al cementerio que no se que tendrán pero me apasiona echarles fotos.
Iglesia de Ardal

Interior de la iglesia de Ardal
Nada más salir de Ardal una nueva parada para comprar fresas, un par de cajitas de las que damos cuenta enseguida, no le damos tiempo a subir al coche, aunque luego compramos alguna caja más para llevar. 
Teníamos dos rutas para llegar a Bergen, una corta y una larga, hemos tomado la segunda, por el camino nos vamos arrepintiendo, queremos ver el partido de la final de la copa de Europa y se nos va complicando ya que por estas carreteras no se avanza nada y mas cuando llegamos a Hjelmeland donde  tuvimos que esperar una hora y cuarto para pasar a Nervik.
 En la misma cola del ferry vemos una mesa de madera y aprovechamos la espera para comer. El barcó tardó solamente quince minutos en llegar a Nervik, tomamos la carretera 520 y llegamos a la cascada Svandalfossen, nos apartamos y nos vamos a verla. 
Svandalfossen
Una escalera de 500 escalones te lleva desde el fiordo hasta la parte alta del salto, es muy bonita y merece la pena una parada, pero como el tiempo apremia, decidimos cortar por lo sano y buscar la opción más rápida para llegar a Bergen además a comenzado a llover por lo que volvemos atrás por la 520 hasta Ropeid, allí tomamos la 46, vuelve a salir el sol y lucen los colores sobre el fiordo de Vinda. En Knapphus tomamos la E 134 que seguimos hasta desembocar en la E 39 que es la carretera de los fiordos que va de sur a norte, la intersección de carreteras se encuentra al final del fiordo de Grinda. Seguimos la carretera en dirección norte, en Valevag un tunel bajo el agua de mas de siete kilómetros nos cruza el fiordo Bomla y nos deja a la entrada del puente Stord.
Ferry a Halhjem
 Poco a poco nos vamos acercando a Bergen, parece que vamos con buena hora pero aún debemos coger un último ferry, aunque estos son bastante fiables ya que son continuación de la carretera E 39 que es una carretera principal. Tomamos el ferry y en la cafetería aprovechamos para tomar café y unas galletas, es un trayecto un poco largo, de unos 40 minutos que sirve para estirar las piernas y ver el paisaje desde cubierta. Al llegar a Halhjem, todos los vehiculos salen del barco como los leones del circo, con ganas de llegar a destino. 
Llegamos a Bergen, hoy nos quedamos en el Albergue Montana situado en la parte alta de la ciudad con muy buenas vistas.
Bergen desde el albergue
 Miguel llama a una amiga que se encuentra en Bergen y nos reserva en  Loge Haven un bar restaurante con terraza con pantalla grande para poder ver el partido.
Disfrutando del partido
Brindis por el resultado
 Tardamos poco en dejar el equipaje y salir pitando para ver el partido, ya lo cogemos empezado, nos colocan al final ya que la terraza se encuentra abarrotada, colocamos nuestras banderas y a disfrutar del 4 a 0 y de la comida del restaurante acompañada por un par de cervezas. Llueve a cántaros menos mal que la terraza se encuentra techada aunque abierta por los laterales. Al terminar la cena Jose Luis y yo lo celebramos en un pub cercano, Miguel y Marisol van a ver a su amiga de Bergen que por cierto nos acompañó en el partido, el resto a pesar de la lluvia fueron a dar un paseo por la ciudad. 
La vuelta al albergue fué una autentica odisea, nos perdimos un montón de veces con el coche que nos sirvió para marcarnos unas risas hasta que al final encontramos el camino.
El "Bryggen"
Detalle de una tienda del Bryggen
Fortaleza Bergenhus
Bergen


Como siempre, dormimos poco, a las 9 estamos desayunando en el albergue, cargamos el equipaje y hacemos unas panorámicas de la ciudad desde la trasera del albergue, bajamos los coches a la ciudad y hacemos el recorrido por el Bryggen, el barrio histórico de Berguen donde estaba situado el antiguo embarcadero, la Iglesia de Santa María y la catedral de San Olaf aunque antes pasamos por la Fortaleza Bergenhus donde se estaba realizando un acto paramilitar donde se entregaban unas insignias a un grupo de chavales de alguna organización.
Con Juan en el Mercado de pescado
Unas fotos de sus hazañas
 Finalizamos el recorrido en el Mercado de pescado donde trabajan gran cantidad de españoles en la venta de pescado y donde conocimos a Juan un aventurero que ha hecho interesantes travesías con su bicicleta, os dejo su web para que le echeis un vistazo. Juan nos trató de maravillas, estuvimos comiendo en su puesto del mercado ya que también te preparan platos de pescado y puedes degustarlos allí, por lo que probamos un poco de todo, por supuesto salmón, brochetas, el famoso cangrejo rey que por cierto fué lo que mas me gustó y lo que menos como casi a ninguno la carne de ballena.
Adiós a Bergen
 Después de comer, al coche y a seguir avanzando