Páginas vistas en total

domingo, 19 de agosto de 2012

A patear Noruega. Oslo

Días 12
De Cabo Norte a Tromso
Hoy volvemos al sur, sin prisas pero sin pausas, nos levantamos relajados nos tomamos con calma el desayuno, hacemos la limpieza de la cabaña, aunque hay poco que limpiar, solamente hemos dormido y anoche el rato de la cena.
A las 10:30 de la mañana nos subimos a la Transit para volver a Tromso aunque nos acercamos a Skarsvag, un pequeño pueblo a 1,5 kilómetros del camping, es el pueblo que se encuentra más al norte y ya que estamos aquí vamos a perder media hora en echar un vistazo, aunque tiene poco que ver, hacer la foto y vuelta.
Montañas Kjosen
 Conocemos el camino de regreso, volvemos a parar en Honningsvag, Gema y Cárlos quieren ver la tienda del Artic Bar, el bar de hielo regentado por españoles y de paso comprar algún recuerdo, vemos al catalán que nos acompañó en el regreso del cabo norte geográfico, se encontraba con su moto en la gasolinera del pueblo, le dijimos que el precio a la plataforma del Cabo Norte turístico solo nos costó 160 NOK, igual se decide a ir.
Bajamos por la E69 y la E6, pasamos Alta de largo sin llegar a parar aunque si hicimos alguna parada por el camino para descansar y hacer fotos. Al llegar a Oderdalen, tenemos dos opciones: seguir bajando por la E6, bordear el fiordo y subir por la E8 hasta Tromso o coger un par de ferrys e ir cruzando los fiordos en barco, tomamos la segunda opción, la primera ya la conocíamos.
Montañas Kjosen
 El ferry cruza de Oderdalen a Lyngseidet, seguimos por la 91 con bonitas vistas de las montañas Kjosen, enseguida llegamos a Svensby, volvemos a tomar un ferry que nos deja en Breivikeidet para seguir por la 91 pocos kilómetros pues esta carretera desemboca en la E8 y en 15 kilómetros en Tromso.
Llegamos muy cansados, nos quedamos de nuevo en el hotel Scandic. Carlos, Gema y Manuela dan una vuelta y cenar algo, el resto nos vamos a dormir, hay que levantarse muy temprano para tomar un vuelo a Oslo.
Día 13
De Tromso a Oslo
 A las 4:45 suena el despertador, tenemos concertado el desayuno pero a esas horas no es posible, podemos tomar un bocadillo y un café que tienen en recepción y a la furgoneta, la entregamos en el aeropuerto de Tromso. El vuelo sale a las 6:50 h., sobre las 9 de la mañana llegamos al aeropuerto de Gardemoen en Oslo.
Explanada de la estación
 Un rápido tren normalmente te lleva a la estación central pero hay que hacer un transbordo en autobús por obras en las vías. Nos quedamos en el hotel Thon que se encuentra a 300 m. de la estación central por lo que vamos a pie con el equipaje, Carlos ya se preocupó de que esto fuera así ya que habíamos entregado los coches.
Explanada de Central Station
 Dejamos el equipaje y a patear. No os voy a cansar con el recorrido, tenemos dos días para recorrer Oslo y es posible, no es una ciudad grande aunque si una gran ciudad, con bastantes cosas que merecen la pena.
Descargando cerveza a granel
 El punto de partida es la Central Station y cerca de ella, el maravilloso edificio de "La Ópera" recomendada la visita.
La Ópera
 La explanada de la estación central da a la Karl Johans gate, la columna vertebral de la ciudad, enseguida la Catedral o Domkirken a la derecha, y un poco mas adelante el Parlamento o Stortinget a la izquierda para seguir de frente hasta llegar al Palacio Real y sus jardines. comemos en la pizzeria La Dorina y tomamos un café en una bonita cafetería cercana.
Vista desde la Ópera
Interior de la Opera
  Nos vamos a ver la National Gallery donde se encuentra "El Grito" de Munch,  la Madonna y una reproducción de "El Pensador".
Escultura en la puerta de la National Gallery
 Para bajar la comida nos vamos al parque Vigerand con sus estatuas de niños, este parque no hay que perderselo, es muy chulo y agradable.
Parque Vigerand
El niño cabrado del parque Vigerand
  Comienza a llover a cántaros y la vuelta desde el parque la hacemos empapados. Nos vamos al puerto, encontramos un bar español "Escalón" donde cenamos y tomamos unas cervezas.
Interior del ayuntamiento de Oslo
 Día 14
Desayunamos en el hotel y nos vamos al puerto, Carlos y Gema van por otro lado, nosotros cogemos el ferry 91 para acercarnos a Bygdoy, en la península se encuentra el Folkmuseum, no entramos pero nos arrepentimos, es un museo que merece la pena perder un par de horas, donde si nos acercamos fué al museo vikingo que ni fu ni fa, yo tenía mucha ilusión porque me interesaba bastante la cultura vikinga pero no me llenó, aunque si hay detalles que merecen la pena.
Detalle del museo Vikingo
 Jose Luis y Manuela entraron en el museo Fram donde se encuentra el barco de Admusen y donde se narra el viaje de este aventurero hasta llegar al Polo Sur.
Llegan Carlos y Gema y tomamos el autobús 30 que nos deja junto a la estación central y al hotel.

Por el Palacio Real
 Sobre las 18:30 salimos, hace un día esplendido y damos un paseo por la Fortaleza y el puerto, en una vieja pero bonita cervecería esperamos al resto del grupo, buscamos un sitio para cenar pero la verdad que los precios nos tiran atrás, al final encontramos un sitio bastante bueno por el centro y algo más asequible, tomamos un helado para volver al hotel, es sábado y hay buen ambiente por Karl Johans además hace una noche muy agradable.
Paseo por el puerto
Día 15
Volvemos a separarnos, tenemos intereses diferentes a la hora de visitar lo mucho interesante que nos da Oslo aunque hemos quedado a las 13:00 h. para salir para el aeropuerto pero antes tenemos unas horas para visitar el jardín botánico, situado junto al Museo Munch, la verdad que no estaba en mi programa, pero el jardín botánico me ha parecido muy interesante.
A las 13:00 h. tomamos el autobús que nos lleva hasta el aeropuerto de Rigge, nos despedimos de Noruega, han sido 17 días intensos que quedan en la cartera, el avión sale a las 16:30 de vuelta a Madrid aunque se retrasa una hora por problemas tecnicos, al llegar a Barajas recuperamos los coches que los tenemos en el parking de bajo coste y a Mérida donde aterrizamos sobre las 2 de la madrugada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario