Páginas vistas en total

sábado, 28 de julio de 2012

A patear Noruega. El tren de Flam

Día 4
Recorrido del día
Nuestras cabañas en el camping Viki
Que buena boquita tenemos, menudos homenajes nos damos en el desayuno que nos pegamos todos los días, viene bien ya que los días son completos y sobre todo más largos, luego unos preparando el recorrido, otros pasando por la peluquería y otros haciendo alguna incursión por internet, tardamos un rato en salir del agradable camping Viki.
Al fondo la cascada Feigefossen
 Cuando nos ponemos de acuerdo cogemos los coches y volvemos a Sogndal por la 55, giramos a la izquierda para tomar la 5 en dirección Laerdal, cruzamos el ferry hasta Fodness, y pasamos el tunel del mismo nombre antes de llegar a Laerdal, vamos a ver otra iglesia de madera, la mejor conservada de Noruega, la iglesia de Borgund.
Iglesia de Borgund
 Se encuentra cerca, a unos diez kilómetros, quizás algo menos siguiendo la E 16, hay un centro de interpretación y bastante gente para la visita, el campanario, como en casi todas las iglesias antiguas de Noruega se encuentra aparte de la iglesia protegido por una construcción, junto a la iglesia vieja se encuentra una nueva iglesia igualmente de madera, también merece la pena perder unos minutos para verla. Como casi siempre el cementerio se encuentra junto a la iglesia, un empleado de la comunidad adecenta el terreno con un cortacesped.
Cortando el cesped del cementerio
Volvemos atrás  hasta un cruce que tomamos a la izquierda para entrar siguiendo la E 16 en el Laerdal tunnelen, el túnel mas largo del mundo con 24,5 km y como llevamos tiempo sin ver la noche, alguno aprovechó para echarse un sueñecito, para los conductores cada diez kilómetros colocan una iluminación azulada dentro del túnel para que la vista no se relaje con la monotonía de las luces amarillas.
El túnel mas largo del mundo
 El túnel finaliza en la bonita localidad de Aurland que de momento pasamos de largo, poco después paramos para comer, como siempre en una zona de descanso acondicionada con mesas y con buenas vistas del  Aurlandfjord y de Flam que lo tenemos a la vista, los cruceros entran en esta bahía, y una de las excursiones es el tren de Flam.
Fiordo Aurland
 Llegamos a Flam y hacemos el recorrido turístico por la gran cantidad de tiendas y bares de la zona preparada para los cruceros y casualidad, vemos a Pura una compañera de trabajo de Marisa que estaba realizando con sus hijos uno de los cruceros, si es que el mundo es un pañuelo.
Cruceros en Flam
Estación de Flam
Con nuestros paisanos
 El tren de Flam parte de esta estación hasta Myrdal ascendiendo casi 900 metros en un trayecto de unos 20 km. serpenteando entre montañas y cascadas espectaculares pero como los precios son excesivos para un recorrido de algo menos de una hora, unas 310 NOK y lo queremos hacer tranquilamente,
Cascadas en el recorrido
 pues decidimos avanzar con los coches junto al trayecto hasta donde podamos y el resto hacerlo a pie, así que por una carretera estrecha al principio y por una pista a continuación avanzamos hasta un punto donde aparcamos y comenzamos a caminar por un camino que va junto a las vías del tren por lo que vas viendo perfectamente el recorrido y a la vez el tren que sube y baja desde una estación a otra con una cadencia de una hora en cada sentido.
Tren de Flam
El tren y nuestro grupo
 El camino entra en un túnel poco antes de llegar a la cascada de Kaardal situada junto a una granja, cruzamos sobre ella por un pequeño puente y avanzamos un poco más pero se nos va haciendo un poco tarde por lo que no llegamos a Myrdal, nos quedamos a un par de kilómetros, el caso es que se puede llegar hasta esta granja con el coche y en cuatro kilómetros te plantas en la estación de Myrdal situada en la línea general de ferrocarril que viene de Oslo a Bergen.
Cascada de Kaardal
Otra vista del tren
Granja de cabras
 En la granja hacemos una parada para comprar unos quesos de cabra que muy amablemente la señora nos dió a probar previamente.
En la granja
Volvemos atrás hasta los coches fotografiando cascadas y el paso del tren, son la 18:30 h., retornamos a la estación de Flam, pasamos de largo y nos acercamos a Otternes, un antiguo poblado datado en 1.700, gente con trajes antiguos te enseñan el poblado así como la tintura de la lana que es a lo que se dedicaban los pastores que antiguamente vivían en sus edificaciones, nos decepcionó un poco por lo que continuamos a Aurland  donde hicimos una parada, un lugar privilegiado en el fiordo. Desde esta ciudad parte una carretera que llegaría a Laerdal por la montaña para evitar el largo tunel, nosotros vamos a desplazarnos unos kilómetros para ver el mirador de Stegastein.
Mirador de Stegastein
 Subimos zigzagueando, el Toyota sigue sufriendo en las carreteras empinadas, esto si que merece la pena, perder un rato para llegar aquí, las vistas sobre el fiordo de Aurland son espectaculares.
Mirador de Stegastein
Volvemos atrás hasta Aurland y volvemos a cruzar el Laerdaltunnelen, nuevas cabezaitas antes de volver a ver el sol a pesar que son las diez de la noche. Sobre las 11 de la noche llegamos al camping Viki, no tenemos muchas ganas de preparar la cena mientras los demás se dan una duchita, pero como decia mi padre "haber estudiao".

No hay comentarios:

Publicar un comentario