Páginas vistas en total

sábado, 21 de julio de 2012

A patear Noruega. Bergen

Días 1 y 2 de julio

Decimos adiós a Stavanger, del mismo puerto de la ciudad parte el ferry que nos cruza hasta Tau para seguir la carretera 13, echamos combustible antes de llegar a Ardal, una pequeña localidad que tiene una iglesia de madera, por lo que nos apartamos un poco para verla, no es gran cosa por fuera pero es bonita por dentro y no hay que desviarse mucho, de paso una fotito al cementerio que no se que tendrán pero me apasiona echarles fotos.
Iglesia de Ardal

Interior de la iglesia de Ardal
Nada más salir de Ardal una nueva parada para comprar fresas, un par de cajitas de las que damos cuenta enseguida, no le damos tiempo a subir al coche, aunque luego compramos alguna caja más para llevar. 
Teníamos dos rutas para llegar a Bergen, una corta y una larga, hemos tomado la segunda, por el camino nos vamos arrepintiendo, queremos ver el partido de la final de la copa de Europa y se nos va complicando ya que por estas carreteras no se avanza nada y mas cuando llegamos a Hjelmeland donde  tuvimos que esperar una hora y cuarto para pasar a Nervik.
 En la misma cola del ferry vemos una mesa de madera y aprovechamos la espera para comer. El barcó tardó solamente quince minutos en llegar a Nervik, tomamos la carretera 520 y llegamos a la cascada Svandalfossen, nos apartamos y nos vamos a verla. 
Svandalfossen
Una escalera de 500 escalones te lleva desde el fiordo hasta la parte alta del salto, es muy bonita y merece la pena una parada, pero como el tiempo apremia, decidimos cortar por lo sano y buscar la opción más rápida para llegar a Bergen además a comenzado a llover por lo que volvemos atrás por la 520 hasta Ropeid, allí tomamos la 46, vuelve a salir el sol y lucen los colores sobre el fiordo de Vinda. En Knapphus tomamos la E 134 que seguimos hasta desembocar en la E 39 que es la carretera de los fiordos que va de sur a norte, la intersección de carreteras se encuentra al final del fiordo de Grinda. Seguimos la carretera en dirección norte, en Valevag un tunel bajo el agua de mas de siete kilómetros nos cruza el fiordo Bomla y nos deja a la entrada del puente Stord.
Ferry a Halhjem
 Poco a poco nos vamos acercando a Bergen, parece que vamos con buena hora pero aún debemos coger un último ferry, aunque estos son bastante fiables ya que son continuación de la carretera E 39 que es una carretera principal. Tomamos el ferry y en la cafetería aprovechamos para tomar café y unas galletas, es un trayecto un poco largo, de unos 40 minutos que sirve para estirar las piernas y ver el paisaje desde cubierta. Al llegar a Halhjem, todos los vehiculos salen del barco como los leones del circo, con ganas de llegar a destino. 
Llegamos a Bergen, hoy nos quedamos en el Albergue Montana situado en la parte alta de la ciudad con muy buenas vistas.
Bergen desde el albergue
 Miguel llama a una amiga que se encuentra en Bergen y nos reserva en  Loge Haven un bar restaurante con terraza con pantalla grande para poder ver el partido.
Disfrutando del partido
Brindis por el resultado
 Tardamos poco en dejar el equipaje y salir pitando para ver el partido, ya lo cogemos empezado, nos colocan al final ya que la terraza se encuentra abarrotada, colocamos nuestras banderas y a disfrutar del 4 a 0 y de la comida del restaurante acompañada por un par de cervezas. Llueve a cántaros menos mal que la terraza se encuentra techada aunque abierta por los laterales. Al terminar la cena Jose Luis y yo lo celebramos en un pub cercano, Miguel y Marisol van a ver a su amiga de Bergen que por cierto nos acompañó en el partido, el resto a pesar de la lluvia fueron a dar un paseo por la ciudad. 
La vuelta al albergue fué una autentica odisea, nos perdimos un montón de veces con el coche que nos sirvió para marcarnos unas risas hasta que al final encontramos el camino.
El "Bryggen"
Detalle de una tienda del Bryggen
Fortaleza Bergenhus
Bergen


Como siempre, dormimos poco, a las 9 estamos desayunando en el albergue, cargamos el equipaje y hacemos unas panorámicas de la ciudad desde la trasera del albergue, bajamos los coches a la ciudad y hacemos el recorrido por el Bryggen, el barrio histórico de Berguen donde estaba situado el antiguo embarcadero, la Iglesia de Santa María y la catedral de San Olaf aunque antes pasamos por la Fortaleza Bergenhus donde se estaba realizando un acto paramilitar donde se entregaban unas insignias a un grupo de chavales de alguna organización.
Con Juan en el Mercado de pescado
Unas fotos de sus hazañas
 Finalizamos el recorrido en el Mercado de pescado donde trabajan gran cantidad de españoles en la venta de pescado y donde conocimos a Juan un aventurero que ha hecho interesantes travesías con su bicicleta, os dejo su web para que le echeis un vistazo. Juan nos trató de maravillas, estuvimos comiendo en su puesto del mercado ya que también te preparan platos de pescado y puedes degustarlos allí, por lo que probamos un poco de todo, por supuesto salmón, brochetas, el famoso cangrejo rey que por cierto fué lo que mas me gustó y lo que menos como casi a ninguno la carne de ballena.
Adiós a Bergen
 Después de comer, al coche y a seguir avanzando




No hay comentarios:

Publicar un comentario