Páginas vistas en total

lunes, 24 de octubre de 2011

Pateando Lisboa a fondo (2º día)

No hemos madrugado en demasía, a las 9:00 estábamos desayunando, muy bueno por cierto el desayuno en el hotel Lutecia de Lisboa y a las 10:00 cogiendo el metro en la parada de Roma hasta Cais do Sodré y desde aquí tomar un tranvía hasta Los Jerónimos, un magnifico monasterio de estilo manuelino situado en el barrio de Belem, un monumento que no se puede quedar atrás en una visita a Lisboa, y donde se encuentran los Túmulos de Vasco de Gama y Luis de Camoes.
Los Jeronimos
 Al salir podemos tomar unos pasteis de Belem en la famosa pastelería, eso sí, seguramente hay que guardar cola para entrar a pesar de tener gran capacidad de gente.
Museo de la Presidencia de la Republica
 Un poco más adelante y cruzando la vía del ferrocarril llegamos hasta la bonita Torre de Belem, situado a orillas del Tajo y emblema del imperio marítimo portugués, hoy en día Patrimonio de la Humanidad en la lista de la Unesco.
Torre de Belem
 Volvemos atrás bordeando el Tajo, viendo al fondo el Cristo Rey y el puente 25 de abril, denominado así tras la revolución de los claveles que provocó la caída de Salazar en 1974. Subiendo por la rivera derecha del Tajo llegamos enseguida al monumento a los Descubrimientos construido en conmemoración a los 500 años de la muerte de Enrique el navegante, bonita foto con el puente de fondo.
Cristo Rey y puente 25 de abril

Monumento a los Descubrimientos

Dejamos el barrio de Belem tomando un autobús frente a la pastelería que nos lleva hasta el Parque das Naçoes en la zona donde se realizó la Exposición Universal de 1998, mas de media hora de autobús pero se compensó con un agradable paseo entre sus modernos parques, el acuario, el pabellón del Conocimiento y un paseo fluvial con un telesférico sobre nuestras cabezas hasta llegar al Pabellón Atlántico, mi lugar preferido para ver conciertos.
Parque de las Naciones

Parque de las Naciones

Torre y puente Vasco de Gama

 Dejamos la Torre Vasco de Gama a la derecha y más al fondo el impresionante puente Vasco de Gama. Entramos en el centro comercial del mismo nombre, es hora de comer y lo hacemos en la cafetería Lusitania, buena comida a precio razonable.
Cerveceria Lusitania
 Después de comer, un café en su terraza mientras algunos del grupo fueron a visitar alguna de las tiendas del centro comercial.
Del centro comercial a la estación de Oriente, obra de Calatrava y construida igualmente para la Exposición Universal, allí tomamos el metro, línea roja hasta Alameda y verde hasta Roma, vamos a descansar un rato y a prepararnos para la noche.
Vuelta a la estación de metro de Roma para bajarnos en Rossio, Enrique y Sofia, no conocen la Plaza de Comercio, así que damos un paseo por la rua Augusta y la zona de la Baixa, y de paso vemos su ambiente nocturno. A la hora de la cena, nos vamos a la rua de Sao José donde hay gran cantidad de restaurantes, esta vez no acertamos, una mala comida, aunque compensada por un cantante callejero que mereció la pena escuchar mientras la digeríamos.
Para pasar el mal momento nos fuimos hasta Restauradores y tomar una cerveza en el Hard Rock, buen ambiente escuchando buena música, desde aquí cruzamos la avenida de la Libertad para subir al Barrio Alto en el funicular de Gloria, algunos lo hicieron y otros subimos a pie siguiendo la calle,
Artista callejero
 a la derecha un pintor callejero grafitea una pared en la parte alta, llegamos al final junto al mirador de San Pedro de Alcántara, muy buen ambiente en el parque donde toca un grupo de rock y donde se celebre durante el fin de semana un festival musical, unas cervecitas y unos mojitos en una terraza al aire libre. Hace una noche agradable y el ambiente es extraordinario, la mitad del grupo se marcha a descansar, a la otra mitad nos cuesta levantarnos pero decidimos ir a patear el Barrio Alto, todas las calles llenas de gente tomando copas, por esta zona la gente suele beber en la calle junto a los locales que generalmente están repletos.
Ambiente en el Barrio Alto
 Conseguimos entrar en uno, los camareros se montan un espectáculo en la barra, la clientela es mayoritariamente gay, un par de copas y a seguir el recorrido, sobre las tres de la mañana decidimos volver al hotel.

Fotos Pateando Lisboa 2º día

No hay comentarios:

Publicar un comentario