Páginas vistas en total

sábado, 22 de octubre de 2011

Pateando Lisboa a fondo (1º día)

Aunque es un sitio que ya conozco, nunca viene mal volver de vez en cuando, Lisboa siempre guarda ese sabor añejo comparable a un  buen vino. Esta vez he quedado con unos amigos, algunos también la conocian, otros no y estos últimos son los que mas han disfrutado de una estancia no muy larga pero si bastante intensa.
Entramos por el puente Vasco de Gama, diez kilometros de puente para cruzar el Tajo cerca de su desembocadura, algo que impresionó a mis acompañantes Miguel y Marisol que no lo esperaban,  para alojarnos en el Hotel Lutecia, situado en una zona tranquila junto a la boca de metro de Roma y que te pone en el centro en 12 minutos, además lo hemos conseguido por 51 € la habitación, muy economico para un hotel de cuatro estrellas, dejamos rápidamente el equipaje y a patear.
Plaça do Comerço y estatua de D. José I

Al fondo el arco que da entrada a la rua Augusta

Escalinata para disfrutar del estuario del Tajo

Tomamos  la linea verde de metro hasta Baixa-Chiado y hacemos trasbordo a la línea azul y nos bajamos en Terreiro do Paço oel nombre que utilizan los portugueses para denominar la Plaça do Comerço, donde aparecemos, grandes vistas de la desembocadura del Tajo, la estatua de Don José I y un gran arco que da acceso a la rua Augusta, la calle peatonal mas famosa de Lisboa en la zona de la Baixa.
Al fondo el puente 25 de abril en la desembocadura del Tajo
 Esta y las paralelas se encuentran llenas de turistas y de restaurantes. En la otra punta de la rua Augusta la plaza de D. Pedro IV también denominada Rossio, donde quedamos con Manolo y Lola que también se apuntan al pateo. Es la hora de comer y buscamos un restaurante, nos aconsejaron el restaurante Uma uno de esos pequeños restaurantes familiares situados en la Baixa donde no hay mas de siete u ocho mesas que atienden dos ancianos y donde te puedes comer el mejor arroz de marisco de Lisboa, se encuentra en la Rua dos Sapateiros,
Elevador de Sta. Justa para subir a Chiado
 junto al elevador de Santa Justa que se puede utilizar para evitar las escaleras y la cuesta para subir a Chiado y tomar un café, nosotros lo hacemos a pié para tomar café en  A Brasileira que ya conocía de viajes anteriores aunque mis compañeros, no. Después de tomar el café y un Pasteis de Belem, por cierto, no se de que pasteleria son pero creo que son mejores que los de la famosa pasteleria situada junto al monasterio de los Jeronimos.
Catedral o Iglesia de Sta. Maria Maior

En los mini tranvías

 Descendemos de nuevo a la Baixa para tomar uno de los pequeños tranvias que ascienden por estrechas callejuelas hasta el castillo de San Jorge, pero le cogemos el gusto y nos vamos hasta la última parada. Tomamos uno de vuelta y esta vez sí, nos queda junto al castillo. No llegamos a entrar, damos una vuelta por sus alrededores y bajamos callejeando por el barrio de Alfama, echando un vistazo a la catedral o Iglesia de Santa María Maior.
Callejeando por Alfama

Alfama. Escaleras

Barrio de Alfama

Volvemos al hotel a descansar y a esperar a Enrique y Sofia que ya se encontraban allí cuando llegamos. con poco tiempo para el reposo volvemos a tomar el metro, nos bajamos en la estación de Baixa-Chiado y salir a esta última junto a la cafeteria A Brasileira y tomar la rua Nova da Trindade para ir a cenar a una de las mas bonitas cervecerias de Lisboa,  A Trindade construida en el comedor de un antiguo convento,  tuvimos que esperar quince minutos  a pesar de ser inmenso, pero merece la pena estar en sus salones o en su patio interior.
Cerveceria A Trindade
 Para tomar la copa nos fuimos hasta el Pavilhao Chinez un lugar que no hay que perderse por su gran variedad de de elementos de coleccion, desde soldados de plomo hasta caricaturas de politico,
La copa en el Pavilhao Chinez
 situado en la parte mas alta del Barrio Alto donde se concentran la mayoria de los bares de copas.
Todos estamos cansados del viaje y de todo el día pateando así que sobre la 1:30 horas de Lisboa tomamos un taxi, que continuamente pasan por la puerta del local para volver al hotel.

Fotos Pateando Lisboa 1º día

No hay comentarios:

Publicar un comentario