Páginas vistas en total

jueves, 30 de junio de 2011

Atenas, a patear la Acrópolis

Aunque no hay mucho tiempo, hemos decidido hacer un pateo rápido por la Acropolis, nada nuevo, pues es donde viene todo el mundo, pero bueno, no la conocía así que con ayuda de la amiga Elena que habla perfectamente castellano nos hemos acercado por la roca como antiguamente se llamaba, ahora es la roca Acropolis el mismo nombre que la edificación colocada sobre ella. (no se si me entendeis).
Entramos por la gran calle peatonal Dionisio Areopagiteau que bordea la Acropolis por el sur, enseguida tienes una entrada hasta el teatro de Dionisio, situado en la ladera de la roca, al parecer el teatro más antiguo construido.
Podemos seguir por la calle peatonal o continuar desde el teatro de Dionisio siguiendo el camino "peripatos" que rodea toda la Acrópolis y que va paralelo a la "Stoa"  o pórtico de Eumenes construido por él mismo, cuando era rey de Pérgamo, que une el teatro de Dionisios con el Odeón de Herodes Ático igualmente fuera de las murallas de la Acropolis.

Tomamos un pequeño sendero que asciende en zigzag en medio de un olivar y que llega hasta la entrada, pagamos los 12 eurazos que cuesta la entrada y nos encaminamos hasta Los Propileos que es la gran entrada de la Acrópolis,
 a la derecha el pequeño templo dedicado a Atenea Niké y que conmemora la victoria sobre los persas en la batalla de Salamina.
 Seguimos adelante, enseguida a la derecha el majestuoso Partenón, adornado por majestuosas gruas que destrozan la vista de esta maravilla de la historia.
Se construyó  para proteger una gran estatua de Atenea Parthenos o Atenea "Virgen" de 12 metros de altura construida por Fidias, de la estatua no queda nada o por lo menos yo no la ví. A la izquierda el Erecteion construido en la zona más sagrada de la Acropolis donde nació el olivo sagrado  que la diosa Atenea prometió a Atenas,
 el edificio se encuentra partido en dos y no tienen comunicación porque estaba dedicado a dioses diferentes, en el lado sur se encuentran las Cariátides,
 unas bonitas figuras de mujeres que sostienen la galeria. Aparte de todo esto un montón de piedras, partes de columnas, frisos etc, repartidos por el suelo, intentando recomponer al maximo la historia, el problema es que Grecia se encuentra en una parte de la historia en la que no puede recomponerse a si misma o lo tiene bastante dificil, esperemos que lo consiga.
Descendemos de nuevo para salir de la Acropolis, excelentes vistas del Odeón de Herodes, del Templo de Zeus del que solo quedan algunas columnas, la bonita puerta de Adriano
 y Atenas con sus colinas, como la de Filopapos o colina de las Musas en cuya cima se ubica u monumento erigido en memoria de Julio Antioco Filopapo, ciudadano de Atenas y principe de Comagene.

Corto paseo por falta de tiempo aunque si nos queda algo para tomar una cervecita Mythos en el bar Eleae situado en la calle Stratigou Makrygianni, la amiga Elena se escaquea y no nos acompaña, ella se lo pierde.

No hay comentarios:

Publicar un comentario